Reparación de carrocerias

Realizamos transformaciones, alargar/acortar chasis, ejes, grúas, quinta rueda, equipos hidráulicos

REVOLSA, REPARACIÓN DE VOLQUETES, S.A. es especialista carrocero desde 1985. Es fabricante de segunda fase, lo que antes se llamaba carrocero simplemente. Desde la entrada de España en la Unión Europea, se han ido emitiendo directivas y reglamentos por parte de gobierno y autoridades por las que se ha creado un marco de actuación para los “fabricantes de segunda fase”.

REVOLSA cuenta con un departamento técnico y de diseño propio de REFORMAS DE IMPORTANCIA, y nuevas matriculaciones. Esto permite un servicio de primera calidad ya que tramitamos directamente con la ITV la documentación del vehículo. En el año 2014, REVOLSA podrá emitir directamente la TARJETA ITV y el Certificado COC de conformidad de la Producción ya que cuenta con la Autorización del Ministerio de Industria y Turismo (Minetur).

REVOLSA obtiene cada año de la UCA (Unidad de Certificación del Automovil) dependiente del Ministerio de Industria, el Certificado de Conformidad de la Producción, que garantiza que los métodos de control de conformidad de la producción aplicados CUMPLEN con:

  • Anexo X de la Directiva Marco 2007/46/CE
  • Apéndice 2 del acuerdo E/ECE/324-E/ECE/TRANS/505/Rev2
Reparacion de carrocerias

Así, cualquier vehículo que acuda a nuestros talleres para carrozado, obtendrá su camión debidamente carrozado, y con la documentación necesaria para matricular directamente, y en caso de REFORMA DE IMPORTANCIA, igualmente la podrá realizar en nuestro taller con la documentación y los permisos necesarios de forma que cumplirá con la normativa vigente en cada momento.

Los camiones que transportan mercancías hace que, en prácticamente todos los casos, una parte del vehículo, el chasis cabina, provenga de un fabricante de vehículos (Daf, Man, Scania, Iveco, etc.) y la otra, su carrocería, de un carrocero especialista de nuestro país.

La característica que define a la reparación de las carrocerías sobre camiones es la variedad tan amplia de carrozados, diferenciándose en sus características, materiales y diseño, dimensiones y formas de anclaje al chasis del camión sobre el que van montadas.

Entre los materiales de los que están hechas las carrocerías exteriormente se encuentran la chapa de acero tradicional, inoxidable o chapa revestida, la chapa de aluminio, bien plana o previamente estampada, los paneles prefabricados, tipo sándwich (fibra de vidrio-espuma de poliuretano-fibra de vidrio o fibra de vidrio-espuma de poliuretano-aluminio, y sus combinaciones), la madera, el poliéster reforzado con fibra de vidrio, toldos plásticos, etc.

Del mismo modo que en los recubrimientos exteriores, en las estructuras de las carrocerías también se pueden encontrar perfiles y vigas tanto de aluminio como de acero, dotando a las carrocerías de una variedad enorme de posibilidades, que, sin duda, complicará su reparación, ya que, dependiendo de la intensidad del daño y del tipo de carrocería de que se trate, podrá ser realizada por un taller u otro, según su nivel de especialización.

Carrocerias en Revolsa

Así, por ejemplo, se puede dar la circunstancia de que en una misma flota de camiones se hayan producido daños en varios vehículos, por lo que deben ser reparadas dos carrocerías tan diferentes como una de semirremolque de obras para transporte de áridos y otra para transporte de productos perecederos a temperatura controlada (frigorífico).

La caja para transporte de áridos está fabricada con chapa de acero de elevado espesor, y estructura también de acero para soportar los golpes que va a producir sobre ella la descarga de áridos y rocas. Un vuelco mientras se efectuaban labores de descarga ha ocasionado daños en su estructura y uno de sus laterales, lo que condicionará su reparación, ya que la estructura debe ser reparada con una bancada específica de reparación de vehículos industriales, mientras que en el panel lateral afectado en el vuelco se saneará la chapa de acero y se sustituirán los nervios laterales o las vigas de acero, cuya misión es reforzar dicho lateral. Los daños, producidos en el vehículo preparado para transporte de mercancías perecederas son más puntuales y deben ser reparados devolviendo al panel, tipo sándwich (poliéster-espuma de poliuretano-poliéster), su primitiva forma y composición.

Para ello, y tras proveer al interior deteriorado del panel sándwich el espesor necesario con la espuma de poliuretano de densidad adecuada, se repara la superficie exterior con poliéster reforzado con fibra de vidrio. Ello dota a la zona reparada de la dureza exterior que disponía antes de sufrir el accidente.